Publicada en

El principio de reciprocidad: Concepto, ejemplos y cómo evitarlo

Principio de reciprocidad

Desde pequeños nos enseñan a ser agradecidos y devolver los favores que nos han hecho. Esta regla la tenemos tan interiorizada que funciona en muchos casos de forma automática. El problema es que hay personas, empresas y asociaciones que utilizan esta regla en nuestra contra, sin que nos demos cuenta. Es este artículo os explicaré en qué consiste el principio de reciprocidad, ejemplos de éste y veremos cómo podemos evitar sus efectos negativos.

¿Qué es el principio de reciprocidad?

El principio de reciprocidad es uno de los principios de influencia que hace que nos veamos obligados a corresponder los favores que nos han realizado, incluso en los casos en los que nosotros no los hemos pedido.

El principio de reciprocidad es uno de los 6 principios de la influencia enunciados por Robert Cialdini en su libro Influencia: Ciencia y práctica.

Una de las normas básicas de la sociedad humana se basa en la correspondencia de favores. Todos conocemos el dicho:

“Es de bien nacido, ser agradecido”

De hecho, tener fama de desagradecido o “gorrón” es uno de los peores estigmas que se pueden dar en una sociedad. Podríamos decir que el principio de reciprocidad ayuda a que la sociedad sea más “justa”.

El problema viene cuando algunos individuos o grupos se aprovechan del principio de reciprocidad para someter la voluntad de otra persona sin que su decisión le beneficie en absoluto. A continuación veremos ejemplos de cómo algunos se aprovechan de este hecho.

Ejemplos del principio de reciprocidad

El método de los Hare Krishna para obtener limosna es uno de los mejores ejemplos de la forma en la que el principio de reciprocidad influye en nuestras decisiones. En vez de limitarse a pedir donaciones para financiar su causa a los transeúntes, idearon un sistema mucho más efectivo. Lo que hacían era regalar una flor a cada persona y negarse a que fuese devuelta. Una vez que han recibido el “regalo”, se les pedía un donativo para su organización. De este modo, los ingresos de la organización se dispararon.

El principio de reciprocidad también es efectivo mediante una concesión, como por ejemplo realizando una petición menor que una inicial. En otras palabras, es más probable que otra persona acepte tu petición si primero haces una petición mucho mayor que éste rechace, ya que el principio de reciprocidad hará que este se sienta “en deuda” contigo aunque en realidad no le hayas hecho favor alguno.

Cómo evitar el principio de reciprocidad

Para evitar tomar decisiones equivocadas por culpa del principio de reciprocidad lo esencial es saber decir no. Por ejemplo, cuando alguien os ofrezca algo que en realidad no os interese, lo mejor es que os neguéis, ya que posiblemente esa persona lo que pretenda es obtener de vosotros algún trato de favor en el futuro, aunque sea de forma inconsciente. En otras palabras, sólo debemos aceptar los favores que nos resulten útiles y que sean realizados de “buena fe”.

En el caso de que nos hagan un favor que nosotros no hemos pedido con el propósito de influir en nuestra conducta, debemos ser conscientes de que si nos piden algo que no haríamos si no fuese por el favor previo debemos negarnos a hacerlo. Es decir, debemos actuar como si no nos hubieran hecho ningún favor, ya que sólo ha sido una artimaña para influir en nuestras decisiones futuras.

18 comentarios en “El principio de reciprocidad: Concepto, ejemplos y cómo evitarlo

  1. muy bien explicado, yo en mi experiencia personal lo resumo en: fíate unica y exclusivamente de las personas que te hayan demostrado que de verdad te quieren y que dichas personas sean de buen corazón y no hayan traicionado NUNCA a nadie.

    1. Hola Noa,

      Yo no soy tan radical como tú. Creo que podemos fiarnos de mucha gente, pero no de forma ciega. Hay que saber de quién nos fiamos y sus posibles intereses. Lo que está claro es que la confianza ciega con todo el mundo no lleva a ningún lado.

      Un saludo.

  2. Si mi amiga tiene dinero y yo no y me pide que le.coabore para monta una empresa me dice aue es para ayudarme a mi se lo puedo creer dice que quiere ayudarme en un tiempo yo la ayude .. pero habla de todo el mundo y es invidiosa …. que se puede hacer…

    1. Hola Yadira.

      Este es un blog de finanzas, así que mi recomendación es personal ya que no soy experto en este tipo de asuntos.

      Te recomendaría buscarte otras amistades y dejar de relacionarte con personas chismosas y envidiosas. Esta es opinión.

      Un saludo.

    1. Hola Ayari.

      ¿A qué te refieres?

      Un saludo.

  3. Hola, me ha gustado mucho este blog sobre todo porque me ha sucedido casi a menudo que personas cercanas a uno utilicen por así decirlo esta “artimaña” y muchos cedemos a algo que realmente no queremos hacer, de hecho es por ese motivo que lo he estado aplicando, es cierto, hay que saber decir NO cuando no se esta interesado en algo.

    1. Hola Jasmín,

      Totalmente de acuerdo con tu comentario. Me alegro de que te haya gustado el blog. 😉

      Un saludo.

  4. Me encantó el blog , muy bien explicado.
    Los ejemplos , la definición , lo de cómo evitar el principio de reciprocidad , todo eso está muy bien explicado.
    Te felicito Paco 😉 .

    1. Muchas gracias por tus palabras, Ithan. Un saludo.

      Paco

  5. Encontré este artículo buscando otra forma de reciprocidad que obedece a otras leyes, como la de “La oferta y la demanda”.
    “El que calla, otorga” El silencio invita a ser invadido. Las personas tímidas se sienten reconfortadas por charlatanes.
    La necesidad tiende a ser compensada por la producción.
    Eso responde a la autorregulación.
    La escasez atrae la abundancia que a su vez promociona la sobrepoblación, que termina con los recursos, llevando de nuevo la escasez.

    Gracias por el post.

    1. Hola Pedro.

      Me alegro de que te haya gustado el artículo. 🙂

      Un saludo.

  6. Y el principio de reciprocidad del.articulo 13 de la Constitución? Como lo explicarias

    1. Hola María.

      Este artículo trata sobre un principio básico de la influencia, basado en la psicología y la conducta. No tiene nada que ver con los principios de la Constitución.

      Un saludo.

  7. y la reciprocidad puede ser que digamos yo le haga un favor a alguien y ese alguien tiene que pagármelo

    1. Hola Valeria.

      Exactamente. Ese sería un ejemplo simple de en qué consiste la reciprocidad.

      Un saludo.

  8. […] Paco. (17 junio de 2014). El principio de reciprocidad: concepto, ejemplos y cómo evitarlo. Académica de inversión. Recuperado de: http://www.academiadeinversion.com/principio-de-reciprocidad/ […]

  9. en pocas palabras es dar y recibir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *