Publicada en

El coste de oportunidad: Concepto, ejemplos e importancia en la toma de decisiones financieras (y no financieras)

El coste de oportunidad: Concepto, ejemplos e importancia en la toma de decisiones financierasEl coste de oportunidad es un concepto clave a la hora de tomar decisiones financieras y no financieras. Por lo tanto, para no cometer errores de inversión es imprescindible entender este concepto y también aplicarlo. A continuación, veremos en qué consiste el coste de oportunidad, junto con su importancia a la hora de tomar decisiones y un par de ejemplos de su aplicación.

El coste de oportunidad (vídeo)

¿Qué es el coste de oportunidad?

El concepto de coste de oportunidad fue acuñado por primera vez por Friedrich von Wieser, uno de los economistas más destacados de su tiempo y fundador, junto con  con Carl Menger y Eugen von Böhm-Bawerk de la llamada “Escuela Austriaca de Economía“.

Podemos definir el coste de oportunidad como el coste de la inversión de los recursos disponibles, en una oportunidad económica, a costa de la mejor inversión alternativa disponible.

En otras palabras, el coste de lo que dejamos de ganar al no elegir nuestra mejor alternativa.

Estos recursos pueden ser de cualquier tipo, no sólo financieros. Por ejemplo, el tiempo también es un recurso muy valioso a tener en cuenta a la hora de calcular un coste de oportunidad.

Ejemplo de coste de oportunidad al invertir en bolsa

Aunque ya sabes que la diversificación es algo fundamental para mitigar el riesgo de nuestra cartera de inversión, no la tendremos en cuenta en estos casos.

Supongamos que tenemos sólo tenemos dos opciones de inversión, ambas con el mismo riesgo, pero con diferente rentabilidad

  • Opción A: Rentabilidad del 7%
  • Opción B: Rentabilidad del 10%

En este caso, si invirtiésemos en la opción A estaríamos perdiendo dinero.

¿Por qué perderíamos dinero si la rentabilidad es del 7%?  

Perderíamos dinero porque dejaríamos de ganar el 10%. En otras palabras, por el coste de oportunidad del no asignar los recursos de forma eficiente y ganar el 10%.

¿Qué pasaría si añadiésemos una tercera opción? Supongamos que ahora tenemos tres opciones:

  • Opción A: Rentabilidad del 7%
  • Opción B: Rentabilidad del 10%
  • Opción C: Rentabilidad del 15%

En este caso, perderíamos dinero con la opción A y la opción B. Por lo tanto, el coste de oportunidad puede variar con el tiempo por diferentes motivos. Por ejemplos, con la aparición de nuevas oportunidades o con cambios en las oportunidades actuales.

Como ves, el coste de oportunidad un concepto clave a la hora de invertir en bolsa y tomar decisiones financieras (y no financieras). Esto se debe a que tenemos recursos limitados (tiempo, dinero, etc.) y debemos asignarlos de la forma más eficiente posible para optimizar su utilización. Por ello, nunca debes pasarlo por alto si quieres maximizar la rentabilidad de tu patrimonio a la hora de invertir en bolsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *